jueves, 17 de julio de 2014

Wayward Manor Review


Hace unos días fue lanzado en steam el tan esperado juego de Neil Gaiman "Wayward Manor" y aquí les traigo una pequeña review de este.

Antes de continuar esta review, quisiera agradecer a Drew Rosensweig de la editorial Moon Shark quien amablemente me facilitó una copia del juego para esta reseña.

Entrando en tema, el Estudio “The Odd Gentelmen”, nos trae un título bastante peculiar, que aunque no está basado en la idea más original del mundo, su desarrollo no hace otra cosa más que atraparnos en el juego.

La historia se desarrolla en una antigua casa en 1920,  y es esta quien nos pone en situación y nos guía en nuestros objetivos, nosotros somos un fantasma que habita esta casa, y nos vemos sorprendidos cuando un grupo de inquilinos empiezan a habitarla, nuestra misión, deshacernos de ellos haciendo uso de nuestros poderes fantasmales para sembrar el pánico entre los intrusos.

Algo que me gustó bastante es que aunque veremos algunas cut-scenes, estas no nos cuentan la historia, simplemente nos muestran un poco de lo que pasa alrededor, mientras que la historia es desarrollada completamente por nosotros, descubriendo las debilidades de cada personaje, resolviendo los diferentes puzzles para hallar la manera más adecuada de asustar a los inquilinos e incluso hacer que se ataquen entre ellos mismos, según se de la situación.

Como resolver los puzzles queda completamente al criterio e imaginación del jugador para interactuar con el entorno y explotar los miedos de cada personaje, además de esto tenemos diferentes objetivos alternativos dentro de cada habitación llamados “secret scares” que veremos si hemos completado o no, al finalizar cada pantalla.

Gráficamente, en mi opinión, el juego es una obra de arte, no solo los diseños de nivel están bastante bien logrados, sino también las pequeñas cinemáticas que vemos entre estos y además el diseño de los personajes, y es que no son los más realistas del mundo, ni los más pulidos aunque esto último estoy seguro de que fue apropósito, pues tienen este aspecto caricaturesco que nos transporta a épocas anteriores del gaming que los más viejos como yo recordamos con la mayor alegría.

Finalmente y para no extenderme más, no soy de los que dan calificaciones a los juegos, puesto que dar números me parece completamente subjetivo y poco apropiado, sin embargo debo decir que este juego en su sencillez nos ofrece mil posibilidades haciendo la experiencia de cada jugador única, el soundtrack que aunque no lo mencioné, es excelente y encaja perfectamente en cada situación del juego, gráficamente se puede apreciar el trabajo puesto en él y la intención de los desarrolladores, así que para terminar y en mi opinión, Wayward Manor es una obra de arte que sin duda les recomiendo jugar, nuevamente agradecimientos a la gente de Moon Shark por compartir este juego, y esto ha sido todo, hasta la próxima, suerte.

Wayward Manor en Steam
Moon Shark
Drew Rosensweig





No hay comentarios:

Publicar un comentario